Archivo
Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, ha cuestionado actitudes de Guillermo Anaya, sobre todo luego de los comentarios en torno a las lideresas priístas.

Sonora “entró” a la elección en Coahuila, luego de que se conociera que la Fiscalía Especializada para Investigar Hechos de Corrupción investiga a Guillermo Anaya, candidato a la gubernatura por la Alianza Ciudadana por Coahuila. 

A esta redacción llegaron documentos entre los que se incluye una demanda en contra de Anaya, Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN; Luis Fernando Salazar, senador albiazul; así como Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora, quien se encuentra preso. 

La demanda habría sido interpuesta por Braulio Eduardo Arciniega Méndez, quien sería integrante del despacho Arciniega Abogados S.C., según registros en internet. 

Esta querella -que comenzó proceso el pasado 28 de abril- es identificada como el caso número SON/HER/PGE/2017/503/00027, según un oficio girado por la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En este proceso se investigan los delitos de abuso de autoridad, coalición, peculado, uso indebido de atribuciones y facultades, ejercicio abusivo de funciones, fraude y lo que resulte, según se lee en el oficio FEICH-IV/445/2017 firmado por Roberto Solís, agente del Ministerio Público de la fiscalía.

Arciniega sostiene en su demanda que estos delitos de derivarían de la operación de Promotora para el Desarrollo Regional de la Minería (Proderem) en Sonora. Este organismo fue creado en el gobierno de Padrés. 

La querella rescata distintas versiones periodísticas en donde se señala la participación de los coahuilenses Anaya y Salazar en la intermediación de la venta de carbón. 

Ambos panistas han desestimado estas versiones en reiteradas ocasiones, al asegurar que ellos no participaron en esa actividad.    

En las últimas horas, Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, ha cuestionado actitudes de Guillermo Anaya, sobre todo luego de los comentarios en torno a las lideresas priístas. 

Especial