¿Te da flojera ir a votar el próximo 4 de junio? ¡Piénsalo dos veces! Tu voto tiene un costo. ¡No lo desperdicies!