Tomada de Excélsior
La pequeña de 9 años falleció tras inhalar gases tóxicos; tres familiares y un vecino más perdieron la vida al intentar rescatarla; Secretaria de Salud de Tabasco revisa pozos

Luto, llanto y dolor se respira en el poblado Tierra Colorada cuarta sección, de Huimanguillo, Tabasco, en el velorio de Bellanira Pérez, la pequeña de 9 años que murió envenenada al caer en un pozo artesanal por las emanaciones del letal gas que se había acumulado en su interior.

En la desesperación por recatarla, fallecieron de la misma manera tres familiares más y un vecino que acudió en su auxilio, aun sabiendo que arriesgaban su vida al entrar al mortal hoyo de más de siete metros de profundidad.

"Todos murieron como héroes”, es la frase que retumba en Huimanguilo y en todo Tabasco.

Doña Felipa, la humilde viejecita, abuela de Bellanira, quien estaba a su cuidado, narró que la niña estaba haciendo tarea debajo de una mata de mango, cuando le llamó para que fuera a comer.

De ahí se desencadenó la tragedia, porque a su recate llegaron el yerno de doña Felipa, tío de la niña, José Méndez de 28 años y un vecino, Candelario Gómez.

Pasaron como diez minutos y no aparecía, salí a buscarla, pero el hueco en el pozo me heló la sangre. Mi niña se había caído, y con ella los perdí a todos"
Abuela de Bellanira

El segundo en morir fue José, luego Gerardo, su hijo de 15 años, quien descendió a la profundidad para tratar de ayudar a Bellanira y a su papá, pero pereció en el intento.

Después otro yerno de doña Felipa y también tío de la niña, Carlos Montejo, de 46 años de edad, intentó el rescate, pero también murió de manera instantánea envenenado por el letal gas.

Un vecino, Paulino Vera Gómez, sabiendo que ponía en riesgo mortal su vida, trató de salvar a los demás y descendió a las profundidades y cubriéndose boca y nariz con un pañuelo.

Todo fue inútil. Paulino trató de regresar a la superficie, pero el mortal gas ya había hecho estragos y no logró salir.

Tomada de Excélsior

OPERATIVO DE LA SS PARA REVISAR POZOS

El secretario de Salud de Tabasco, Rommel Cerna Leeder, informó que a raíz de la tragedia de Huimanguillo la dependencia inició una campaña por todo el estado, para revisar los pozos artesianos.

La medida tiene el propósito de prevenir riesgos por la emisión de gases tóxicos, ya que la mayoría al estar abandonados son utilizados como basureros.

Se estará revisando que este tipo de pozos no sean utilizados para quemar basura y que se tapen para que no vuelva a suceder una tragedia como estas”
Rommel Cerna Leeder

En tanto que el alcalde de Huimanguillo, José Sabino Herrera Dagdug, informó a través de su cuenta de Facebook que su ayuntamiento entregó a los deudos de los fallecidos cinco ataúdes, el servicio de dos carrozas por parte del DIF municipal y la asesoría jurídica para aligerar los trámites de las Actas de Defunción ante el Registro Civil y la FG del estado.

ENLUTA Y CONMUEVE A LA SOCIEDAD: GRT

Asimismo, el secretario de Gobierno de Tabasco, Gustavo Rosario Torres, luego de expresar sus condolencias, dijo que por instrucciones del mandatario estatal Arturo Núñez Jiménez, quien estuvo al pendiente de los acontecimientos, se brindó todo el apoyo para que los deudos tengan las facilidades por parte de las autoridades que sean necesarias para el sepelio de sus familiares.

Esto es algo que enluta y conmueve a las familias y a toda la sociedad tabasqueña, expresó Rosario Torres.