Foto: Especial
“Yo siempre estuve de acuerdo en dar la cara pero si no es mi hija ¿por qué tengo que pagar?, ella tiene su padre”, señaló en entrevista

Texas, Estados Unidos.- Gabriel Cornejo, un inmigrante panameño de 44 años, está obligado por el Estado de Texas a pagar miles de dólares por manutención atrasada, pese a que según una prueba de ADN la hija no es suya.

Cornejo salió en tres citas con una mujer de Houston en 1998 y, 19 años después, recibió un documento en el que se le notificaba sobre una demanda de manutención de una niña, la cual fue presentada por la madre desde 2003, detalló el hombre.

“Yo siempre estuve de acuerdo en dar la cara pero si no es mi hija ¿por qué tengo que pagar?, ella tiene su padre”, señaló Cornejo en entrevista para MundoHispánico.

Cornejo creó una cuenta en Facebook llamada Paternity Fraud USA, para que otros que pasen lo que él compartan su historia.

“Yo prefiero ir a la cárcel… si alguien no se le para al estado y le dice que es suficiente, ¿entonces quién lo va a hacer?”

De acuerdo con Cheryl Coleman, abogada del caso, tras realizarse una prueba de ADN, el resultado fue que Cornejo no era el padre, pero esto no lo eximió de la responsabilidad de pagar la manutención atrasada por el capítulo 161 del Código de Familia de Texas.

A modo de protesta, Cornejo piensa caminar 171 millas, 54 horas en total, en 5 días, para alzar su voz.

“Este viernes, 11 de agosto a las 6 de la mañana, salgo de Houston al capitolio de Texas, en Austin, en representación a que no hay justicia en las cortes de familia en la ciudad”, apuntó.

“Me he dado cuenta en este capítulo de mi vida que el Gobierno te oprime y separado de todo y quiero darle fe a la gente de que sí se puede”.

El 28 de agosto, Cornejo comparecerá en una corte civil del condado de Harris, donde espera que su abogada pueda convencer al juez de revisar el caso. De lo contrario será forzado a pagar, o enfrentar hasta seis meses en la cárcel.