Mexsport
No hay rival que pueda detener a los felinos

MONTERREY.- Tigres sigue tumbando rivales con absoluta autoridad y anoche el que sufrió el furioso momento felino fue Tijuana.

Tigres confirmó que está de fiesta en esta Liguilla y el 2-0 en la Ida de las Semifinales no hizo más que darle la razón al cuadro de Ricardo Ferretti.

Un equipo sobrio, entero, motivado y contundente fue suficiente para un Xolos más cuidadoso del resultado que de los detalles y le fue mal.

Tigres irá el próximo domingo a Tijuana con un marcador cómodo y por cómo viene jugando, puede que sea decisivo para alcanzar la octava Final en tres años y aspirar al bicampeonato.

Lucas Zelarayán al 41’ y Javier Aquino al 45’ fueron determinantes sobre el cierre de la primera etapa. Una ráfaga de futbol y velocidad le alcanzó a Tigres para poner las cosas en su lugar.

Sobre todo porque fue más que Tijuana y tuvo paciencia para que la gravedad futbolística de su juego le abriera una oportunidad para anotar.

Esta vez no fue André-Pierre Gignac el factor de quiebre, sino que fueron otros los protagonistas, lo que habla de la riqueza del plantel del equipo universitario.

Tijuana salió más con un plan de protección y reacción que de proponer algo más atrevido. El técnico Miguel Herrera paró una línea de 5, pero la pronta lesión de Juan Carlos Valenzuela le desacomodó la estrategia original.

Pero enfrente tuvo a un Tigres implacable. Un cazador serial de las circunstancias que cuando olfateó que era hora de la ventaja, la capitalizó y en lapso de cuatro minutos resolvió la historia.

Al partido le sobró todo el segundo tiempo, porque Tigres, amo y señor del desarrollo, fue demasiada pieza para un Xolos que ofreció una versión más limitada que la que lo llevó al superliderato.

El primer duelo de la Semifinal quedó en manos de quien encaró la serie con el pecho inflado. El inoxidable Tigres quedó a un paso de una nueva Final.